Probando Olia de Garnier

Hola!! Os vengo a hablar de mi experiencia utilizando el nuevo tinte de Garnier Olia, sin amoniaco y con un 60% de aceites. Espero que me perdonéis pero se me olvidó hacer una foto a la lista de ingredientes y yo ya he tirado la caja 😦

Yo, a sugerencia de toda mi familia, escogí un color más claro de lo habitual, el 8.0 Rubio Claro.


La caja contiene el producto revelador, el tinte en sí, un acondicionador hidratante, guantes y un aplicador.

Lo primero que hacemos es abrir el aplicador y apoyarlo en el hueco que trae la caja para ello. 


Primero verteremos en el recipiente la crema reveladora. Debemos realizar la operación con guantes (no sigáis mi ejemplo!!)


Después añadimos la coloración….

Cerramos el bote y agitamos bien…

Aplicamos por todo el pelo con cuidado de no manchar nuestra piel. Para ello, siempre utilizaremos guantes y aplicaremos crema hidratante o vaselina en la piel cercana al crecimiento del pelo para que no quede teñida…


Esperamos 30 minutos y retiramos el producto…


Y nos queda un pelo sano y brillante!! 

Mi opinión:

Me ha gustado mucho el producto. Yo estaba más habituada a la coloración con amoniaco pero, desde que tengo el cuero cabelludo sensible, me he vuelto más responsable y prefiero cuidarlo más. 
El envase indica que cubre canas pero, como todavía no tengo, no os puedo decir si es cierto. 
El olor es muy agradable y la textura es de tinte normal.
Me ha gustado mucho y seguro que repetiré.
El precio ronda los 9€ y da de sobra para una media melena.

Espero que me digáis lo que os ha parecido, si lo habéis usado o no… 
Muchos besitos